Saltar al contenido
Inicio » Blog Airenet » Desescarche en aire acondicionado: Todo lo que debes saber

Desescarche en aire acondicionado: Todo lo que debes saber

desescarche

La descongelación o “desescarche” es importante para que los equipos de refrigeración funcionen correctamente, ya que elimina la escarcha que se forma después del secado y la posterior congelación de la humedad del aire.

Para que este proceso se dé correctamente, lo primero que debes hacer es planificar un programa de desescarches y determinar la frecuencia de estos. Inicialmente, la válvula solenoide del líquido refrigerante se cierra para evitar que ingrese al evaporador y el compresor aspira el refrigerante restante hasta que se detiene debido a la baja presión. Este proceso permite que el sistema drene el evaporador de forma completa y segura. Durante el desescarche, el compresor y el ventilador generalmente se apagan para reducir el flujo de aire caliente hacia el refrigerador.

Básicamente, desescarchar implica proporcionar suficiente calor para derretir la acumulación de hielo utilizando una variedad de fuentes de calor como aire, agua, resistencia eléctrica o gas caliente de un compresor, según el método utilizado. El desescarche se completa cuando la sonda registra una temperatura superior a 0°C o ha transcurrido un tiempo predeterminado, asegurando un proceso eficiente y consistente.

Además de estos pasos, se deben considerar tiempos de demora como tiempos de goteo, secado, vaciado o llenado para permitir que el agua drene y enfríe el evaporador, reduciendo así el choque térmico y estabilizando las condiciones de la cámara.

Es importante también que tengas en cuenta que al equipo de aire acondicionado es necesario hacerle mantenimiento constante para evitar que se genere el desescarche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *