Saltar al contenido
Inicio » Blog Airenet » Datos curiosos: Cosas que no sabías sobre el aire acondicionado

Datos curiosos: Cosas que no sabías sobre el aire acondicionado

  • por

Día a día traemos para ti nueva información acerca del aire acondicionado para ayudarte a darle el uso correcto y permitir que tu equipo tenga una vida útil alta, además de ayudarte a mantenerlo siempre en óptimas condiciones.

Adicional a esto, queremos contarte algunos datos curiosos que quizás no sabías y es que nuestra forma de vivir, trabajar y jugar ha cambiado gracias al sistema de aire acondicionado. Esto nos permite vivir en las zonas más desfavorables del mundo. Ha dado lugar a la medicina contemporánea, ha permitido los éxitos económicos de la temporada estival y ha mejorado nuestra salud al disminuir las tasas de mortalidad durante las temporadas cálidas. Además, ha cambiado la forma en que se diseña y construye la arquitectura, se realizan negocios, se celebran fiestas e incluso se pasa el tiempo. Aquí hay diez datos fascinantes sobre esta increíble tecnología.

1. ¿Sabes qué significa HVAC?

HVAC es el acrónimo en inglés de Heating, Ventilation and Air Conditioning, que en español se traduce como Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado

2. El primer aire acondicionado fue inventado por Willis Carrier en 1902

En 1902, Willis Haviland Carrier, un ingeniero talentoso, construyó el primer aire acondicionado práctico en una imprenta de Brooklyn, Nueva York. Empezó trabajando con las reglas de gestión de la humedad para resolver un problema de aplicación.

3. Los AC se inventaron originalmente para secar tinta

Willis Carrier lo inventó para evitar que el papel se expandiera y contrajera, así como para asegurarse de que su tinta se secara rápidamente y sin manchas, ya que los altos niveles de humedad impedían que la tinta se secara correctamente.

4. El primer aire acondicionado doméstico es enorme y caro

El primer acondicionador de aire doméstico, que medía más de 7 pies de alto, 6 pies de ancho y 20 pies de largo, se inauguró en 1914. Muchos estaban dispuestos a gastar entre 10.000 y 50.000 dólares por uno, a pesar de su enormidad. En términos monetarios actuales, esto representa una cantidad que oscila entre 120.000 y 600.000 dólares. Solo los ricos podían pagar sistemas de aire acondicionado residencial. La próxima vez que se queje de que algo cuesta mucho, piense en lo que solía costar un nuevo sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado.

5. Los aires acondicionados han mejorado espectacularmente la esperanza de vida humana

Se ha demostrado que el aire acondicionado aumenta la esperanza de vida. Desde principios de los años 90, un estudio de la Universidad de Harvard encontró que las personas que viven en lugares donde la temperatura media diaria supera los 75 grados viven más que las personas que viven en lugares más frescos.

6. El aire acondicionado cambió la forma de diseñar la arquitectura

Uno de los ejemplos más notables es que los edificios de gran altura son ahora viables porque pueden refrigerarse con sistemas centrales, en vez de tener cada apartamento o unidad de oficina refrigerada por su propio sistema individual. Esto permite una mayor eficiencia y un menor despilfarro en el uso de los recursos energéticos.

7. Las vacaciones de verano son una reliquia de la época anterior al aire acondicionado

Los veranos eran mucho más calurosos que antes de la invención de la refrigeración mecánica. La mayoría de las escuelas tenían vacaciones de verano más largas, mucho antes del aire acondicionado, que en un principio se pensaban como un descanso debido al clima caluroso que hacía que aprender y estar en clase fuera desagradable. Antes de la invención del aire acondicionado, las familias adineradas aprovechaban este tiempo libre para escapar del calor en sus casas de verano, cerca de lagos o junto a la playa.

8. La medicina moderna se ha beneficiado enormemente del aire acondicionado

El aire acondicionado tiene muchas ventajas, como mantener el cuerpo fresco y ayudar a las personas a recuperarse de una enfermedad. También puede reducir el dolor, ayudar a las personas a dormir mejor, hacer que se sientan más cómodas y con más energía, mantener una temperatura y un nivel de humedad estables en el aire que nos rodea, e incluso facilitar las pruebas y el desarrollo de medicamentos para distintas enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *