Saltar al contenido
Inicio » Blog Airenet » Aire acondicionado “sostenible” Adecúa tu sistema

Aire acondicionado “sostenible” Adecúa tu sistema

aire-acondicionado-sostenible

Antes de contarte las formas en las cuáles puedes hacer tu sistema de aire acondicionado “sostenible”, debes reflexionar acerca de las necesidades de tu hogar y/o espacio.

Es necesario que tengas en cuenta si tu sistema debe cubrir diferentes áreas, si tu lugar cuenta con buena ventilación o no y sobre todo el espacio que tienes destinado para ubicar tus equipos. Una vez tengas todo esto claro, otro tema que debes considerar es el tamaño del equipo y con esto tener en cuenta la potencia del sistema. Existen varias herramientas online que permiten saber, aproximadamente, la potencia en frigorías del aparato según los metros cuadrados de la habitación o habitaciones que necesitáis climatizar.

Tercero, el rendimiento o eficiencia energética, que mide, precisamente, la capacidad que tiene el aparato de generar sus prestaciones con el mínimo consumo de energía posible. Es muy fácil saber estos datos, puesto que las instrucciones de los diversos aparatos los detallan siempre.

Más eficiencia

Los equipos de aire acondicionado más eficientes proporcionan la misma capacidad de enfriamiento (y/o calorías en el caso de las bombas de calor) que los acondicionadores de aire menos eficientes, pero esencialmente usan menos energía y consumen menos, lo que genera ahorros significativos. Nunca debemos subestimar el potencial de la eficiencia energética.

Mantenimiento

Si vas a comprar un sistema de aire acondicionado o ya cuentas con uno, el mantenimiento del mismo es importante. Una sencilla operación de mantenimiento, como limpiar el filtro de la unidad interior, quitando la carcasa, también mejorará la eficiencia de vuestros equipos. Y, claro, el uso del día a día es igualmente relevante, no solo para hacer un uso adecuado del aparato, sino también para ahorrar energía.

Temperatura

La realidad es que a veces entramos en algunos sitios en los que el frío es tan intenso que acabamos poniéndonos malos. Y es que en la elección de la temperatura del aire acondicionado debe tener en cuenta varios factores. No solo lo hacemos dentro de la habitación, sino también la diferencia de temperatura con el exterior. Debemos evitar choques térmicos o diferencias bruscas de temperatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *